Detalles que si importan

Inicio / Uncategorized / Detalles que si importan

Cuando has visitado ya a lo largo de tu vida muchos restaurantes te das cuenta enseguida de quienes se preocupan por los detalles y de quienes tienen un negocio por tener y no les importa mucho lo que sus clientes opinen. Yo siempre he dicho que para abrir un negocio se debe estar muy preparado, sobre todo cuando de hostelería se trata, hay quien suele pensar que es solo un juego de niños y no es verdad ya que saber servir una mesa no es una tontería y no lo sabe hacer cualquiera, por lo que contar con gente con experiencia va a provocar en el negocio sin duda un antes y un después. Es verdad que hay que ser emprendedor y querer un futuro prometedor, pero eso no se puede pretender si decidimos abrir un negocio del que no tenemos ni idea, o solo por el hecho de invertir el dinero de una lotería, hay que pensar bien con la cabeza y abrir un negocio con el que de verdad nos sintamos identificados y del que tengamos experiencia ya que de otro modo el fracaso será absoluto y necesario.

Yo la verdad es que he visitado cada restaurante que la verdad si contara mis experiencias se os saltaban hasta las lágrimas, sitios que no volverá a visitar en mi vida, seguro que habéis visto muchos programas de esos en los que nos muestran cocinas a las que da asco entrar, pues bien, os aseguro que no habéis visto nada. En eso no quiero entrar porque es pone mal cuerpo y no merece la pena, tan solo os quiero decir que los pequeños detalles cuentan ya que la gente cuando entra a un restaurante se vuelve tan fina y tan escrupulosa que lo más insignificante le parece un mundo. Por ello la persona que quiere de verdad que su negocio vaya viento en popa lo primero que debe hacer es rodearse de verdaderos profesionales y no solo me refiero a los camareros, chefs, o limpiadoras, sino también a los distribuidores, entra a resuntex.es y allí encontrarás a un distribuidor de manteles excepcional. Montar las mesas en condiciones no se puede dejar pasar por alto, y poner manteles que arrastren o que no tapen la mesa es algo imperdonable, por ello comprar manteles a medida baratos va hacer que el restaurante tenga otra vista muy diferente a la anterior.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *